Llamemos de lunes-Viernes 9a.m-5p.m 954-774-4644 954-655-2291

Juego sin precedentes

Screen Shot 2016-03-29 at 2.50.01 PM

golazo deportivo

Durante el más de medio siglo que ha durado la enemistad entre Washington y La Habana, cientos de peloteros cubanos se han entregado a mafias de contrabandistas o enfrentado a arduas travesías a través del Caribe por el sueño de obtener contratos millonarios en las Ligas Mayores (MLB) de Estados Unidos. Uno de ellos es el primer bate de los Tampa Bay Rays, Dayron Varona, el único cubano que integra el equipo y quien abandonó ilegalmente la isla hace unos dos años en busca de su sueño. Sólo el año pasado, unos 150 jugadores cubanos desertaron. “Hemos sufrido muchas salidas de peloteros. Esperamos que con inteligencia se pueda arreglar esto y se acaben las deserciones. Que reciban su dinero, jueguen allá y regresen. ¿Por qué no?”, dijo el experto en béisbol Sigfredo Barros. La MLB quiere normalizar las transferencias de los jugadores de la isla, pero el acuerdo permanece estancado por el embargo económico que el propio Obama ha pedido a su Congreso levantar. Los directivos del béisbol de ambos países confían en que el amistoso del martes acelere las negociaciones que Cuba y la MLB iniciaron el año pasado para que los peloteros cubanos no tengan que desertar a fin de sumarse a franquicias estadounidenses. “Nuestra Federación está lista para que nuestros jugadores estén en las Grandes Ligas”, dijo Higinio Vélez, presidente de la federación cubana. “Queremos que salgan por el aeropuerto con la frente en alto”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *